¿Qué es economía familiar?

La economía familiar, es el campo de la economía relacionada con la familia, el hogar y la comunidad.

Esta economía es la que vela por los ingresos y egresos del hogar, desde la educación, la limpieza, los alimentos y la higiene, y analiza cómo estos influyen en el desarrollo económico de una familia.

Aspectos de la economía familiar

Existen distintos aspectos a considerar dentro de la economía familiar tales como:

  • Se da al llevar un presupuesto de los gastos y una gestión monetaria.
  • Para analizar la economía familiar es necesaria una investigación y registro sobre los ingresos de la familia.
  • Analiza los gastos de la familia y los aspectos que se pueden mejorar para el ahorro.
  • Su principal objetivo es fomentar el ahorro familiar.
  • Toma en cuenta factores de necesidad básica y gastos fijos tales como la higiene, la educación, la nutrición, etc.

¿Cómo organizo mi economía familiar?

Puedes organizar tu economía familiar dividiendo todo lo que se debe hacer, comprar, invertir o gastar en casa, a continuación algunos ejemplos:

  • Enlistar las compras del mes.
  • Calcular los gastos de transporte y los diferentes servicios que utiliza la familia.
  • Controlar los servicios bancarios y sus pagos.
  • Calcular los gastos de la educación de los hijos.
  • Revisar los alimentos de los que ya dispones.
  • Organizar los productos necesarios para la limpieza del hogar.

¿Cómo puedo organizar y ahorrar mi economía familiar?

Toda familia integra debería aprender a organizar sus gastos, de esta manera pueden llevar un correcto balance entre lo que ingresa y egresa del hogar. La contabilidad del dinero que sale del hogar es fundamental para tener conocimiento en que estamos destinando nuestro dinero.

A continuación te presentamos 3 consejos para organizar y ahorrar dentro de tu economía familiar:

Crea una tabla organizativa. Esta herramienta podrá ayudarte a organizar los ingresos y egresos de casa. Lo ideal es separar en la tabla nuestros gastos fijos como la luz, agua, alquiler, pago de tarjetas etc. Y aparte, nuestros gastos variables como los paseos, viajes, ropa etc. Recuerda que los gastos fijos son aquellos que deberás pagar si o si.

Invierte en cosas de buena calidad. Si hablamos de amueblar nuestro hogar, lo mejor sería invertir en un buen producto, sobre todo en cosas imprescindibles como los electrodomésticos. Con el paso del tiempo los artículos de poca calidad se estropearán y la reparación o remplazo resultaran más caros.

Vende lo que no necesitas. Seguramente tendrás en casa artículos u objetos que ya no utilizas. La venta de estos productos significará un ingreso extra a la economía de tu hogar, además estarás creando una cultura de reciclaje en tu familia. Existen centenares de maneras para poder vender estos objetos sin la necesidad de salir de casa. Puedes hacerlo a través de las redes sociales o plataformas especializadas en la venta de productos de segunda.

Source