La economía doméstica o economía familiar es la rama o área de la ciencia económica que se encarga del estudio de la economía del hogar y nuestra comunidad.

La economía doméstica, también conocida como economía familiar, abarca un amplio campo de temas de estudio. El hogar es una unidad de gestión y actividad económica. Ella es una unidad que tiene que ver con:

La economía doméstica tiene su entorno de actuación en el hogar. Los integrantes de la familia, para lograr una buena gestión en cada uno de estos aspectos, tienen que lograr una buena base de conocimiento en cada uno de estos aspectos. Así, por ejemplo, para el consumo hay que entender que la familia debe lograr tener una buena educación como consumidor. Deberá entonces manejar por esta vía la nutrición, conservación de alimentos, cocina, etc.  

Precisamente, este es el fundamento de esta disciplina. Ella pretende dar seguridad y estabilidad a la unidad familiar. Con razón, también esta disciplina es denominada como economía familiar. La economía familiar puede ser realizada en el hogar por el hombre, la mujer, hijos o llevarla a cabo todos en conjunto.

¿Cuál es la importancia de la economía familiar o doméstica?

La importancia que posee la economía doméstica para el hogar es extraordinaria. Esto es así porque de la magnitud de conocimiento y dominio que se tenga sobre los temas que maneja la economía doméstica, dependerá la estabilidad económica y financiera del hogar. Envolviendo todo esto la calidad de vida de la familia dentro de la comunidad.

La magnitud de la economía doméstica

A primera vista podría parecer, quizás por el entorno cotidiano en que se desarrolla la economía doméstica, que está es una gestión sencilla. Sin embargo, esto no es así. Como hemos dicho, los temas que cubre esta disciplina son bastante amplios. Esto puede tornarla difícil para el cumplimiento de una buena gestión.

Por el tema de los presupuestos, técnicas de ahorros, negociaciones o inversión mueve a las familias a buscar asesorías de expertos en la rama. Aunque conlleve gastos, puede resultar muy favorable en la economía doméstica. Hay que entender que muchos son los profesionales que dedican gran parte de su vida en la profundización del conocimiento en esta área. Convirtiéndose así en verdaderos experto del asunto.

Desde Economipedia, por simple y obvio que pueda parecer, que es recomendable realizar un presupuesto, planificar los ingresos y los gastos o tener en cuenta posibles gastos extraordinarios no contemplados habitualmente. También es importante ahorrar, tener un colchón financiero e invertir adaptándose a cada caso para rentabilizar los ahorros y protegerse contra la inflación.

Source